Composite, la alternativa a los empastes metálicos

Los dientes pueden dañarse debido a causas muy diferentes. Una caries es un daño que se produce en una pieza dental y que, si se actúa a tiempo, no tiene por qué suponer la pérdida de la pieza ni la necesidad de una corona dental.

Lo mismo ocurre cuando por un golpe se rompe una parte de una pieza en la boca. Esto es algo relativamente frecuente, especialmente en niños. Cuando ocurre con dientes de leche no pasa nada, ya que una vez que caigan las piezas nacerá otra a cabio. Pero si sucede con los dientes definitivos estamos ante un problema estético y también médico ya que el niño sufrirá de sensibilidad al tener parte del nervio expuesto.

En estos casos, lo habitual es colocar un empaste, es decir, un producto que se coloca en la parte de pieza que falta para evitar que el nervio quede expuesto y para tratar de mejorarla estéticamente.

Las reconstrucciones dentales

Un empaste y una reconstrucción dental son similares pero no exactamente lo mismo. Un empaste puede limitarse a tapar un agujerito sin tener que hacerse nada más. Pero cuando se ha limpiado una zona un poco más amplia se trata de llevar a cabo una reconstrucción dental.

Se llama así porque se trata de que al colocar el producto para el empaste se le dé la misma forma que a la pieza dental original para que de este modo se note lo menos posible que hay un retoque en la misma.

Lo que sucede es que antes esto era complicado, ya que las reconstrucciones solían realizarse con empastes metálicos. Estos eran realmente difíciles de disimular y menos moldeables y, por eso, el dentista no solía molestarse en darles ningún tipo de forma.

Composite, la alternativa a los empastes metálicos

Las reconstrucciones más avanzadas

Actualmente, se puede realizar una reconstruccion dental con composite que es un material mucho más avanzado. Tiene el mismo color que las piezas dentales y al colocarlo permite moldearlo para dar la forma de la pieza.

De este modo, se pueden imitar los picos de una muela o los bordes de un diente. Así, nadie aprecia a simple vista que la persona tiene un empaste en esa pieza, así se ría a mandíbula batiente.

Además de cumplir con su misión, los empastes con composite son estéticamente mucho mejores y por eso muchas personas están comenzando a cambiar sus viejos empastes metálicos por estos más bonitos y más modernos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies